Sexo entre compañeros del trabajo

sexo en el trabajo Las relaciones amorosas y las aventuras sexuales son muy comunes dentro de las empresas, entre compañeros, jefes y empleados, solteros y casados, etc. Por una parte se presenta la situación física, que es lo que normalmente nos atrae primero de una persona, además influye también que la convivencia diaria facilita las posibilidades de querer algo con alguien en nuestro lugar de trabajo. Además podemos incluir las fantasías, son algo prohibido, hay compañías que parte del código es no establecer relaciones íntimas con los demás.

Usualmente lo prohibido es lo que causa curiosidad, así que romper las reglas, fijarse en el compañero, acostarse con el jefe, coquetear con miradas, tener sexo en el baño o mantener una relación de pareja a escondidas llama la atención. A pesar de que puedes enamorarte y llegar a algo serio con un compañero, no es recomendable buscar pareja dentro del trabajo, menos si se trata del jefe o con alguien que está en tu misma área.

Uno de los riesgos que se corren ante esta situación es que se mantienen dos relaciones al mismo tiempo, la personal y la laboral, cualquiera de las dos pueden verse afectadas si no sabemos separar ambos aspectos. Cuando las emociones o el control y el poder sobre el otro que da la sexualidad, están en juego, muy probablemente te quedes sin trabajo o pierdas esa magnífica aventura. No olvidemos que finalmente dentro de una empresa, todos están en competencia y hay que quedar bien con los superiores para futuras promociones, así que hasta temas de celos por sobresalir o ser mejor que el otro, no llevarían a nada bueno.

Obviamente tiene que ver con la madurez de cada uno, analizar si realmente es posible manejar esta situación y mantenerla dentro del mayor control posible. Como siempre comento, así sea la mera calentura, la comunicación es muy importante, para evitarse problemas y si alguno se enamora, no crearse expectativas sobre el otro.

Es preferible que cuando decidas acostarte con un compañero o simplemente salir con él, mantengan la mayor discreción al respecto, pues nunca falta “radio pasillo” y se pueden tener problemas graves. Si ven que la relación funciona y desean algo más serio, entonces podrán decidir hacerlo público.

También hay que resaltar que tenemos una gran cantidad de fantasías sexuales que están involucradas, como el hacerlo sobre un escritorio, atrás de una puerta, sobre la fotocopiadora, en el baño o en la sala de juntas, dar sexo oral debajo del escritorio, rozar con el pie la pierna del otro durante una junta, etc., así que se vuelve aún más atractivo tener sexo con alguien que comparta ese ambiente. Sin embargo, no nada más están presentes las fantasías, sino que a veces para ascender u obtener un aumento, se acuestan con el jefe para lograrlo.

Por otro lado, lo ideal sería que quienes optan por involucrarse con un compañero sean solteros, sin embargo cuando tu vida personal es casi nula y pasas la mayor parte de tu tiempo en la empresa, es bastante probable que seas infiel. En este punto yo recomendaría que si aman a su pareja, no se metan en problemas, es mejor trabajar la relación que ya tienen y mejorarla, o decidir terminarla para ahora sí “darle vuelo a la hilacha”.

Encontré una página que habla sobre el sexo entre compañeros del trabajo en Argentina, hicieron un estudio vía correo electrónico a más de 1500 hombres y mujeres entre 18 y 50 años. Se dieron cuenta de que 9 de cada 10 argentinos han tenido una aventura o relación dentro de su lugar de trabajo.

Y tú ¿has tenido sexo con algún compañero del trabajo?

¿Qué harías si tu pareja te pidiera…?

Sexo AM ¿Qué harías si tu pareja te pidiera realizar algo en la cama con lo que no estás de acuerdo? Esta situación se presenta principalmente de hombres hacia mujeres, son ellos los que piden cosas que a su pareja no les gusta, aunque también lo suelen pedir las mujeres.

Muchas veces este tipo de peticiones se presentan como chantaje, argumentan que si las fantasías que se tienen no son realizadas en la cama se buscará a alguien más que lo realice, de alguna manera estarían justificando la infidelidad.

El tipo de fantasías que se piden son por ejemplo el sexo anal, orinar sobre la pareja mientras se está en el acto sexual, distintas posiciones, hacerlo en lugares públicos, utilizar juguetes sexuales, etc.

En realidad ningún acto en la cama es malo, siempre y cuando la pareja por común acuerdo decida realizarlo, además no se debe poner en peligro la integridad física y moral de la persona.

Nuestra cultura en México tiene bastantes mitos en torno a la sexualidad, por lo que muchas veces realizar algunas cosas o incluso hablarlas es difícil principalmente para las mujeres. Sin embargo, cuando no quieras realizar la fantasía que te está pidiendo tu pareja te sugiero que digas “No” por las razones correctas, que no tenga que ver con mitos, tabúes, o porque los demás que te rodean no lo realizan, etc. Di “No” porque tú no estás de acuerdo, te lastima, te desagrada, etc.

Si esta situación se te llega a presentar con el chantaje que mencioné, te sugiero que cambies de pareja, pues la persona que está contigo te debe querer y aceptar tal y como eres, quieras o no tener sexo anal u orinarle encima.

El objetivo principal del sexo es obtener placer, si es con la persona que amas es mucho mejor y si no es el caso, aún así debes sentir placer. Si no lo obtienes o se te pide realizar algo en contra de tu voluntad, evalúa si estás con la persona correcta.

Y ustedes ¿Qué piensan?

Fantasías sexuales

fantasias sexualesLas fantasías sexuales son imágenes y pensamientos con contenido sexual que suelen crearse todas las personas, para estimular y crear distintas emociones y sensaciones. Surgen en la adolescencia acompañando a la masturbación para llegar al orgasmo. Se cree que los hombres tienen más fantasías que las mujeres, principalmente debido a los tabúes y al entorno sociocultural. Usualmente las fantasías de las mujeres son más de tipo romántico, que en los hombres.

Hay diversos tipos de fantasías, que abarcan diferentes tipos de situaciones y personas, puede ir desde un beso hasta incluir la penetración y el orgasmo (dentro de la fantasía). Asimismo, puede incluir tipos de conducta, como por ejemplo el sadismo, la agresión, la sumisión, etc.

En la etapa adulta continúan presentándose, ya que forma parte de la excitación, ya sea estando solo o aún con pareja. A veces se recomienda que se compartan las fantasías con la pareja y de ser posible realizarlas, siempre y cuando no afecte a alguno de los integrantes de la pareja. También suele recomendarse como método terapéutico para quienes les cuesta trabajo lograr la excitación.

Tener fantasías es totalmente sano, es un espacio personal donde podemos jugar con nuestros deseos (aún los que pueden ir contra nuestro sistema de valores) y al tenerlas, podemos evitar llevarlas a la acción. Por ejemplo, podemos tener pareja y fantasear con alguien que nos atrae físicamente, al fantasear con esa persona, se puede evitar una infidelidad, cabe mencionar que si la pareja es consciente de lo anterior, puede no estar de acuerdo. Y bueno, también hay quien fantasea con un trío, estar con alguien del mismo sexo, etc. y no por imaginarlo quiere decir que se es homosexual.

Finalmente, quiero resaltar que las fantasías son sanas siempre y cuando su fin último no sea tenerlas como tal, sobre todo de manera obsesiva, sino que ayuden a la estimulación sexual.