Y tú ¿ya te casaste?

manos anillos El año pasado escribí el artículo ¿Por qué y para qué unirse en matrimonio?, pues bien, ahora abordaré el tema de una forma distinta y dado que parece ser que es lo de hoy, sobre todo en mi generación (alegremente sin canas casi 30’s), los invito a que me respondan la pregunta que es el título del post.

Cada vez que abro una de mis redes sociales encuentro fotos nuevas y relatos de bodas, ¡¡una amiga este 2011 ha ido o irá en total a 10 bodas!! Obviamente tiene que ver la edad que tenemos, además del país en el que vivimos y nuestra cultura, pero algo que influye bastante es la sociedad, nuestro alrededor nos presiona para casarnos. Considero que muchos de nosotros hemos sido torturados con comentarios y preguntas (sobre todo por nuestras abuelitas) “tipo ¿ya tienes novio? ¿para cuándo la boda? ¿y si quieres tener hijos? te estás tardando”.

No nada más nos presionan los abuelitos, los tíos y los papás, sino la sociedad en sí, al ver que todos nuestros amigos se están casando nos preguntamos qué pasa con nosotros. Tiene mucho que ver con que los que se casan comienzan a adoptar un modo de vida distinto al que llevamos, no quiere decir que perdamos a los amigos, pero las fiestas, las reuniones, los cafés, las idas al cine tan a menudo con la gente cercana empiezan a disminuir y antes de pensar en casarnos, creo que tenemos que considerar conseguir nuevos amigos solteros.

Sobre un tema personal, hace poco tiempo tuve el honor de ser dama de una gran amiga, cuando la vi en el altar se me salieron unas lágrimas por la emoción de compartir este momento con ella, vestirme igual que las demás y verla a ella tan hermosa en su vestido de novia. Sin embargo me pregunté si algún día llegaré yo a casarme, y si sí, ¿qué tan cercano o lejano está ese día?.

Elegir casarse es una fuerte decisión, que no depende únicamente de la idealización que tenemos en torno a ese tema o al amor que sentimos por nuestra pareja, depende también del poder adquisitivo, de las metas en común, del proyecto de vida, de nuestros sueños y de la autorrealización. Actualmente es impresionante la cantidad de personas que se casan y que terminan divorciándose.

Una situación que también es determinante para unirse en matrimonio en parejas heterosexuales, es el deseo de tener hijos, pues la edad fértil de las mujeres es limitada, además de que pueden evitarse enfermedades y problemas graves en la salud de la mujer y/o del hijo. Creo que hay muchas mujeres, que si bien aman a su pareja, se sienten presionadas por el reloj biológico.

Según mi punto de vista como mujer, psicóloga y simplemente como persona, el ser humano es un ser social, no puede estar solo toda la vida (sin entrar en temas filosóficos), está hecho para formar una familia que es la base de la sociedad, tener hijos, etc. Por otra parte, además del aspecto social y psicológico, no dejamos de ser un animal guiado por el instinto y llega un momento que la necesidad de volcar sentimientos sobre una pareja es necesario, además por supuesto, de dejar una continuidad de lo que somos (un hijo).

A continuación les dejo estadísticas según el INEGI que me parecieron interesantes:

  • En México en el año 2000 la edad promedio para casarse fue de 25 años para los hombres y 23 años para las mujeres
  • En el Distrito Federal en el 2008 se registraron 33,968 matrimonios
  • La tasa bruta de nupcialidad en 2008 fue de 5.5 por cada 1000 habitantes, mientras que en 1970 fue de 7.0
  • En 1990 se registraron en México 642,201 matrimonios
  • En 2008 se registraron 589,352
  • En 1995 se registró en DF una edad promedio para casarse de 24.2 para hombres, mientras que en las mujeres fue de 21.3
  • Según la población de más de 12 años dentro del Distrito Federal en el 2000 hubieron 40.8% hombres solteros y 54.1% hombres casados, en cambio, fueron 36.3% mujeres solteras y 48.5% mujeres casadas. En el 2010 se registraron 39.7% hombres solteros, 53% hombres casados, 35.8% mujeres solteras y 47% mujeres casadas 

El divorcio y permanencia dentro del matrimonio es otro tema, ¿cómo ven la situación del matrimonio en México? ¿ya listos para casarse?

¿Por qué y para qué unirse en Matrimonio?

matrimonio2 Me puse a investigar sobre este tema y encontré que el origen etimológico del término es la expresión "matri-monium", osea, es el derecho que adquiere la mujer que lo contrae para poder ser madre dentro de la legalidad. Según la concepción romana se entiende como la posibilidad que tiene la mujer de ser madre bajo el mando de su marido. Ambos conceptos como ven, vienen de una visión de conceder a la mujer crear una familia y sobre todo es una idea antigua de que no fuera mal visto.

Si nos remontamos miles de años atrás, este concepto no existía, fue algo que la sociedad creó y que todavía en la actualidad conservamos como costumbre para darle beneficios y obligaciones a la pareja, sin que sea "mal vista" la unión.

Antiguamente los matrimonios no eran por amor, ni soñarlo, muchas veces eran contratos entre familias, principalmente intereses económicos y de poder. Tiene a penas un par de siglos o menos que surgió la idea de casarse con una persona a la que se le ama.

Actualmente ¿por qué y para qué la gente se casa? Pues bien, refiriéndome primero a las mujeres, creo que en general hemos sido educadas desde pequeñas para casarnos y tener hijos, recordemos como desde los juegos nos enseñan ese rol con las muñecas, las barbies, etc. Y a los hombres de algún modo también se les enseña desde el hogar, incluyendo el tipo de juego (¿cuándo han visto a un hombre jugar con una muñeca o a la casita?) pero se les atribuye el papel de proveedor, de tener fortaleza y ser el hombre de la casa.

Ahora bien, tomando en cuenta la época en que nos encontramos en la que cada vez son menos las personas que eligen casarse y prefieren la unión libre, así como el número de matrimonios que en poco tiempo se convierten en divorcio tratemos de contestar la pregunta anteriormente planteada: ¿por qué y para qué la gente se casa?… ¿por amor? no creo.

Puedo responder la pregunta diciendo que: las personas se casan por amor y porque han decidido comprometerse y compartir el resto de sus días con una persona… ¿no se puede hacer lo mismo sin firmar un papel? Me pueden decir que para crear un hogar y formar una familia… de nuevo: ¿necesitan firmar un papel para ello? Pues bien, no lo creo.

En un programa de radio escuché alguna vez así como en diferentes conversaciones que he sostenido, las razones "verdaderas" por las que una persona se casa son por seguridad jurídica y legal (¡¡que tal!!), tanto para los cónyuges como para los hijos. Suele ser un requisito para obtener créditos, préstamos en el banco, incluso comentaron que cuando viene un recorte de personal salen primero los solteros y les dan preferencia a los casados porque tienen una familia que mantener (los desempleados casados no reclamen por favor).

Empiezan ahora a presentarse los matrimonios entre homosexuales y creo que es justamente para obtener los mismos derechos de los que gozamos los heterosexuales y díganme si no ¿el amor y el compromiso no es el mismo con y sin papel?

Voy a confesar que siempre tuve la ilusión de casarme, vestirme de novia, pensar en la luna de miel, la fiesta, la despedida de soltera, etc., pero ahora me pregunto si voy a ser más o menos feliz casándome y hoy puedo decir que en efecto me gustaría vivir esa ilusión, sin embargo soy de la idea de que una pareja cuando verdaderamente se ama, puede comprometerse a compartir su vida con el otro, sin la necesidad de vivir la experiencia del matrimonio. Que funcione o no es otro tema pues el felices para siempre nada más aplica para los cuentos de hadas y nunca vimos a la princesa viviendo en unión libre con su príncipe azul.

Hago esta reflexión y los invito a que la hagan también ustedes, los que ya se casaron, los que están por casarse y los que se quieren casar… ¿por qué se casaron o para qué se quieren casar? No pretendo que haya menos matrimonios después de mi artículo, sino que todos seamos conscientes de las razones "verdaderas" que hay detrás de tomar esta decisión, para que sea cual sea su esquema de compartir su vida con alguien sea por convencimiento personal y compromiso desde adentro de cada ser humano, no depositarle todo a un papel, pues éste no garantiza nada.

Yo no soy adicto…

Es curioso a lo que la tecnología y la hiperconectividad nos ha llevado.

Resulta que justo cuando el ministro declara marido a Dana Hanna y mujer a Tracy Page, Dana decide sacar su teléfono celular para hacer algo…

Esa es la mejor manera que se me ocurre de hacer público tu estado de relación.

gusta Me gusta 😀

Por cierto, lo que escribió Dana fue:

@TheSoftwareJedi: Standing at the altar with @TracyPage where just a second ago, she became my wife! Gotta go, time to kiss my bride. #weddingday

Traducción

Estoy parado en el altar con @TracyPage donde hace un segundo, ¡ella se convirtió en mi esposa! Me tengo que ir, es hora de besar a la novia.

via Aeromental