Sexo Casual: “One night stand”

one night stand Después de mucho tiempo de no escribir, he decidido retomarlo para que nos sigamos leyendo cada semana y para continuar con nuestros fabulosos Miércoles de Sexo, hablaremos hoy del Sexo Casual: “One Night Stand”.

Cada vez es más común tanto en hombres como en mujeres, buscar placer sin necesidad de involucrarse sentimentalmente. Quizá se debe al miedo al compromiso, planes personales que no incluyen una pareja o simplemente gozar de la sexualidad separándolo de los sentimientos.

En posts anteriores he hablado sobre los Sex Buddy, este tema es parecido aunque el “One Night Stand” implica no conocer a la persona con la que vas a tener relaciones. Por ejemplo, es posible que conozcas a tu aventura en un bar, un antro, un café, el trabajo, una reunión o una fiesta, simplemente se cruzan las miradas, se suben las copas y decides tener sexo casual con una persona. Obviamente después de la acción, continúas tu vida sin esperar estar en contacto con tu aventura, pues lo que estás buscando en teoría, debería ser únicamente sexo.

En nuestra sociedad, la sexualidad ha sido mucho  más abierta para los hombres, incluso no es mal visto que le paguen a una prostituta por una noche de placer. En cambio, cuando es la mujer quien busca un acostón tiende a ser rechazada y catalogada como prostituta.

Considero que gracias a la apertura, la equidad de género y al ir haciendo a un lado los tabúes, es posible que las mujeres puedan gozar plenamente de su sexualidad como mejor les plazca, en situaciones homosexuales, casuales y sentimentales.

Este tipo de prácticas yo no lo recomendaría a alguien muy joven, como podrían ser los adolescentes, pues su nivel de madurez ocasionaría no permitirles asimilar una situación de este tipo. Se necesita ser mucho más abierto, seguro de sí mismo y estar plenamente convencido de lo que se quiere. Optas por una noche loca teniendo presente que tu vida sigue normal sin la necesidad de buscar incluir a esta persona en tu vida.

No olvidemos que en cualquier caso es indispensable el uso de protección y más si no conoces a la persona, pues caras y órganos sexuales vemos, pero enfermedades no sabemos.

¿Ustedes tendrían una noche de sexo casual?

Sexo entre compañeros del trabajo

sexo en el trabajo Las relaciones amorosas y las aventuras sexuales son muy comunes dentro de las empresas, entre compañeros, jefes y empleados, solteros y casados, etc. Por una parte se presenta la situación física, que es lo que normalmente nos atrae primero de una persona, además influye también que la convivencia diaria facilita las posibilidades de querer algo con alguien en nuestro lugar de trabajo. Además podemos incluir las fantasías, son algo prohibido, hay compañías que parte del código es no establecer relaciones íntimas con los demás.

Usualmente lo prohibido es lo que causa curiosidad, así que romper las reglas, fijarse en el compañero, acostarse con el jefe, coquetear con miradas, tener sexo en el baño o mantener una relación de pareja a escondidas llama la atención. A pesar de que puedes enamorarte y llegar a algo serio con un compañero, no es recomendable buscar pareja dentro del trabajo, menos si se trata del jefe o con alguien que está en tu misma área.

Uno de los riesgos que se corren ante esta situación es que se mantienen dos relaciones al mismo tiempo, la personal y la laboral, cualquiera de las dos pueden verse afectadas si no sabemos separar ambos aspectos. Cuando las emociones o el control y el poder sobre el otro que da la sexualidad, están en juego, muy probablemente te quedes sin trabajo o pierdas esa magnífica aventura. No olvidemos que finalmente dentro de una empresa, todos están en competencia y hay que quedar bien con los superiores para futuras promociones, así que hasta temas de celos por sobresalir o ser mejor que el otro, no llevarían a nada bueno.

Obviamente tiene que ver con la madurez de cada uno, analizar si realmente es posible manejar esta situación y mantenerla dentro del mayor control posible. Como siempre comento, así sea la mera calentura, la comunicación es muy importante, para evitarse problemas y si alguno se enamora, no crearse expectativas sobre el otro.

Es preferible que cuando decidas acostarte con un compañero o simplemente salir con él, mantengan la mayor discreción al respecto, pues nunca falta “radio pasillo” y se pueden tener problemas graves. Si ven que la relación funciona y desean algo más serio, entonces podrán decidir hacerlo público.

También hay que resaltar que tenemos una gran cantidad de fantasías sexuales que están involucradas, como el hacerlo sobre un escritorio, atrás de una puerta, sobre la fotocopiadora, en el baño o en la sala de juntas, dar sexo oral debajo del escritorio, rozar con el pie la pierna del otro durante una junta, etc., así que se vuelve aún más atractivo tener sexo con alguien que comparta ese ambiente. Sin embargo, no nada más están presentes las fantasías, sino que a veces para ascender u obtener un aumento, se acuestan con el jefe para lograrlo.

Por otro lado, lo ideal sería que quienes optan por involucrarse con un compañero sean solteros, sin embargo cuando tu vida personal es casi nula y pasas la mayor parte de tu tiempo en la empresa, es bastante probable que seas infiel. En este punto yo recomendaría que si aman a su pareja, no se metan en problemas, es mejor trabajar la relación que ya tienen y mejorarla, o decidir terminarla para ahora sí “darle vuelo a la hilacha”.

Encontré una página que habla sobre el sexo entre compañeros del trabajo en Argentina, hicieron un estudio vía correo electrónico a más de 1500 hombres y mujeres entre 18 y 50 años. Se dieron cuenta de que 9 de cada 10 argentinos han tenido una aventura o relación dentro de su lugar de trabajo.

Y tú ¿has tenido sexo con algún compañero del trabajo?

El sexo es ilegal en Florida

nosex_1300808010Ante la falta de leyes en contra de la zoofilia, en el estado de Florida en EUA, el senador Nan Rich propuso una ley que actuara en contra de los individuos zoofílicos, convirtiendo el acto en un delito de tercer grado. Después de tres intentos y sin discusión previa pasó la ley con 38-0 votos. Lo que no tuvieron en cuenta es que la manera de escribir dicha ley resultó en poder hacer ilegal cualquier acto sexual.

 

La Ley establece que : “Un acto relacionado con actividades sexuales que involucren animales; dadas las definiciones; se prohiben conductas sexuales o contacto sexual consciente con un animal; se prohiben actividades específicas relativas a; se enumeran las penas; en el entendido de que el acto no aplica a cierto tipo de control natal y prácticas veterinarias.”

En términos estrictos, los humanos estamos incluidos en el reino animal. El silogismo es: En Florida el sexo con otros animales está prohibido. Los seres humanos también somos animales. Ergo en Florida el sexo entre seres humanos también está prohibido. funny sexy animals 0

Existe, sin embargo, una distinción entre personas y animales es mencionada y para efectos legales en la corte, se debe tener en cuenta la interpretación para no caer en el absurdo. Aunque en la ley el término sea inexacto y mal utilizado, se presume la intención de animales no humanos.

 

Después de todo yo iría a checar con un veterinario o un juez antes de emprender un acto sexual con mi pareja (si viviera ahí) solo para estar seguros. Y en caso de no encontrar ninguno disponible pues disfrutar del quebrantamiento de ley.

 

De este modo nos damos cuenta que el uso correcto del lenguaje y las palabras es de vital importancia (especialmente si eres senador de algún país).

 

Y ustedes qué opinan?

 

Vía: Southern Fried Science

¿El tamaño importa?

regla Esta es una pregunta que normalmente genera bastante polémica, tanto hombres como mujeres tratan de responderla, diferentes expertos han dado su punto de vista y considero que la respuesta es totalmente subjetiva.

Rubén Carbajal, quien es un sexoterapeuta reconocido y que se presenta en el programa de Martha Debayle, siempre menciona que el tamaño NO importa, lo que es fundamental al momento de tener relaciones sexuales, es que el hombre se sepa mover.

El orgasmo en la mujer se alcanza no por medio de la vagina, sino a través del clítoris, es la estimulación mediante el roce con el otro lo que provoca que la mujer experimente el clímax. Así pues, el tamaño del pene no sería importante, más que haya un movimiento particular que favorezca el orgasmo.

Muchas mujeres opinan que el tamaño SÍ importa, si es un pene pequeño creemos que no obtendremos la estimulación suficiente para disfrutar del sexo.

El tamaño aplica también para penes muy grandes. Algunas mujeres piensan que si un pene es demasiado grande puede llegar a lastimar y por lo tanto sería casi imposible tener un orgasmo por el “sufrimiento” que se tendría durante el acto.

Cada mujer sabe lo que le gusta y estamos en todo nuestro derecho de preferir un cierto tipo de penes a diferencia de otros. Sin embargo, no debería importar el tamaño, pues aunque un pene sea pequeño o grande, las mujeres tendrían que comunicarle a su pareja qué es lo que les gusta, acordar de qué manera ambos alcanzarán el orgasmo e incluso experimentar distintas posiciones y juguetes, evitando ser lastimadas o tener mayor estimulación según sea el caso.

Y a ustedes chicas… ¿les importa el tamaño?

La importancia de los besos en el sexo

besos Para la mayoría de las personas es muy importante besar y ser besado en la boca cuando se tiene relaciones sexuales, pues el contacto a través de los labios permite un vínculo entre los involucrados.

Primero, los besos son el preámbulo al acto, las mujeres principalmente requieren de mayor excitación para lograr una buena lubricación que permitirá una mejor penetración. Los besos son la base del juego erótico, cada parte de nuestro cuerpo requiere ser estimulada y normalmente empezamos con ellos.

También los besos son importantes durante el acto sexual, pues además de estar interactuando con los genitales, los besos dan un contacto más íntimo y profundo con el otro. Permiten incluso un vínculo emocional y espiritual con la pareja, que naturalmente provocan mayor placer.

Hablando sobre el vínculo emocional que logran los besos, podemos hacer referencia a las prostitutas, ellas no besan ni permiten ser besadas, pues los besos los reservan para alguna persona por la que sientan amor.

Con lo anterior voy a plantear una pregunta. ¿Qué pasa con los sex buddies y todos aquellos que tienen relaciones sexuales con alguien que no es su pareja sentimental? ¿Besan o evitan besar para no enamorarse?

En mis posts anteriores hemos hablado de lo complicado que es mantener al margen los sentimientos en una aventura, en teoría deberíamos poder tener el control sobre de quién nos enamoramos y de quién no, pero la realidad es que en el corazón no se manda y siempre existe ese riesgo. Por ello, supongo que cuando se mantiene una aventura exclusivamente sexual, se trata de no besar al otro, pues justamente crearía ese vínculo emocional que se quiere evitar.

Con sentimientos o no, besar inicia el ritual sexual. Y ustedes, ¿qué opinan?